Archivo de la etiqueta: escritura

Lecturas imprescindibles (vol I): 4 poemas libres

Aquí te dejo 4 de los poemas de poesía libre que más me han llegado. Espero que te hagan sentir la mitad que me han hecho sentir a mí.

ABRIL POR EJEMPLO

El verdadero problema de estar solo es saber que existes.

¿Sabes cuando tienes una herida
en el dedo por ejemplo
y todos los golpes van ahí?

Pues con mi corazón, lo mismo.

Hasta esta chica desconocida
que pasa ahora como un vendaval por mi lado sin mirarme,
me duele.

Supongo que todo masoquismo empieza en una ausencia.
Abril me cabe en un bolsillo,
es fácil perderlo,
cuando se vaya no me sentiré como Sabina.
No me pueden robar lo que no es mío.
Desde que no hallo tu cintura
es como si el mundo me lo hubieran prestado
y estén siempre a punto de exigirme su vuelta.

Como vivir en una deuda infinita
en la que nunca podré pagar
todos los errores.

Se parece a ti la chica de la barra,
quizás menos morena y menos alta,
los ojos más oscuros,
el cabello  más riachuelo que cascada,
las tetas menos juntas y su culo
no parece un columpio en movimiento.
Ahora que lo pienso fríamente,
si comparo tu belleza con la suya,
ni siquiera me parece una mujer.

Esta nostalgia es cruel
como leer el diario
de una hija adolescente.
Como el hilo musical de los centros comerciales
a las diez de la mañana,
o el silencio de una cena familiar.

Intuyo que todo olvido comienza con otro nombre.

Decía con los ojos en mi boca.
– Eres el único hombre que jamás
me ha hablado de otra mujer-
Como si eso me hiciera mejor persona.
Ignorando que cuando me besó
ya nunca hubo otras mujeres,
ni antes, ni después.
Tampoco ahora.

Has reducido sin saberlo mi vida a un folio
en el que me reflejo si no escribo.
Y no hay desamor más grande que la falta de amor propio.

Imagino que aceptar la derrota es el modo más seguro de ganar.

No sabes lo horrible que está la ciudad
sin mirarse en tus ojos.
Es como si le quedaran grandes las fachadas
y pequeñas las casas,
como si hubiera comprado deprisa y en rebajas
los paisajes que la rodean.

Hay quien habla de la primavera como si te hubiera conocido.

Me alejo, cuanto más camino,
más me encuentro sin ti,
cuanto más cerca de mi mismo,
más distancia entre nosotros,
cada una de mis huellas,
borra una de tus pisadas.

Sé que no puedo olvidarte mientras te busco
y sé que no puedo encontrarme si no te olvido.

Lo malo de mi soledad es tu existencia.
Y que ya nunca será lo mismo estar solo,
que estar sin ti.
Y eso no hay corazón que lo soporte.

¿ Sabes cuando tienes una herida
en el dedo por ejemplo
y todos los golpes van ahí?

http://loslunesquetedebo.blogspot.com.es/2014/04/abril-por-ejemplo.html

9f093bfbc8c2103154099d8bde8f0f11

PRINCIPIO Y FIN

Puede ser que te digas: “El verano que viene
quiero volver a Italia”, o: “El año que hoy empieza
tengo que aprovecharlo; con un poco de suerte
acabaré mi libro”, y también: “Cuando crezca
mi hijo, ¿qué hare yo sin el don de su infancia?”.
Pero el verano próximo, en verdad, ya ha pasado;
terminaste hace muchos años el libro aquel
en el que ahora trabajas; tu hijo se hizo un hombre
y siguió su camino, lejos de ti. Los días
que vendrán ya vinieron. Y luego cae la noche.
A la vez respiramos la luz y la ceniza.
Principio y fin habitan en el mismo relámpago.

Eloy Sánchez Rosillo

UN HECHO EXTRAORDINARIO

Sería un hecho extraordinario
poder pasar un día entero sin pensar en ti.

Como poder llenar los bolsillos de agua salada
y hablar con los peces,
cambiar impresiones
llamar a los delfines
para tomar el té
y que me reciten los poemas que escribieron durante la última marea.
Y al final de la mañana, dar las gracias personalmente al calamar, por la tinta.

Por la tarde el tiburón tiene cita con el dentista
para que le extraigan las muelas del juicio:
– Si es que no sirven para nada, están condenadas a desaparecer- dice

Justo antes de entrar, vemos salir a dos pirañas con sonrisa de metal
– Bonita ortodoncia – dice con recelo una sardina rencorosa.

Por la noche ayudo a las estrellas de mar a encender las luces del fondo oceánico.
Comienza la fiesta, las ballenas cantan y los corales bailan.
Un erizo de mar me sirve un tequila con sal
Un pez globo balbucea en la barra
La fiesta termina
el día se acaba
un caballito de mar me lleva a casa.

Sería un hecho extraordinario
poder pasar un día entero
sin pensar en ti.

Nadia Carro

TE QUIERO LO DICE CUALQUIERA

Perdona si dije te amo
estaba a punto de correrme.
Normalmente no soy así de romántico,
es más, diría a mi favor
que sé odiarme a mí mismo
sin ayuda de nadie.

Pero claro, estabas encima
y brillaba tu sudor por el rostro
como si hubieras estado vomitando estrellas.
Y tu boca entreabierta
en el ilícito idioma del orgasmo.
Y me bailabas,
podría decirse follar
pero si lo llamo follar
no sabría cómo se llama
todo aquello que hice antes.

Y dije te amo, sí,
hubiera bastado con algún monosílabo tal vez
y repetirlo hasta que pareciera un eco.
Quizás abrir el baúl de los insultos
mientras apretaba tu culo a mí
con la única intención
de que me mojaras por dentro.

Podría haber mordido tu cuello,
lamer un pezón,
escribirte un poema con la lengua
en el cielo de tu boca,
ocuparme de tu ritmo.
Hacernos música,
matemáticas,
geometría,
nuestros.

Haberme dejado arrancar los suspiros,
el aliento,
masticar las palabras,
desnudar las promesas,
tender en mi pecho tu sonrisa
al brillo de tus ojos.

Podría haberme corrido como lo hace un hombre.
Pero no.
Dije te amo.
Y era cierto.

Ernesto Pérez Vallejo

http://www.pandora-magazine.com/literatura/perdon-por-los-suenos-te-quiero-lo-dice-cualquiera/

fce054f166d27bcfc010f8e9fe8844a2