Archivos de la categoría Escritura

7 Microcuentos

“Si no comprende una mirada, no comprenderá una larga explicación”. Si no se entiende en un microcuento, no se entenderá en una trilogía.

MARIPOSAS ZOMBIES

Ya se había dado cuenta de que las mariposas de su estómago no estaban durmiendo, sino que estaban muertas. Pero no las enterró, porque ¿y si resucitaban? Así que siguió intentando reanimarlas durante toda su vida, aunque yacían ocupando precisamente la única zona del estómago donde podían nacer nuevas mariposas.

 

COMO SI AÚN ESTUVIERAS

A ella le gustaba dormir con la tele encendida. Él no podía dormirse así y le molestaba bastante. Así que la apagaba en cuanto ella se dormía. Ahora, para poder dormir, deja la tele encendida toda la noche, porque suena como cuando ella se dormía a su lado.

dormir_tele

 ACCIDENTE

Me atropelló con el carrito del supermercado y, como no podía suceder de otra manera, en ese mismo momento me enamoré para siempre; era una persona arrolladora.

 

 AHÍ SE QUEDA TU CARRO

No sé cómo había llegado ahí, pero lo cierto es que íbamos los dos llevando su carro. Yo delante, tirando; el detrás, empujando. De repente, noté demasiado peso, me di la vuelta y vi que él había dejado de empujar e iba tranquilamente andando detrás, fumando un cigarro, observando cómo yo seguía tirando de su carro. Entonces me detuve, solté la carga con delicadeza y comencé a caminar sola, cada vez más deprisa. Pues él, sin saberlo, me había liberado.

picasso_1936_minotauro_tirando_de_un_carro

 

CANCIONES FAVORITAS

Y entonces escuchó por primera vez esa melodía en la radio. Iba conduciendo, cambió de emisora por casualidad y ahí estaba, ya empezada, pero aún así llenó de alegría los siguientes dos minutos de su vida – ¿Qué canción sería? ¿Cómo se llamará? ¿La volveré a escuchar alguna vez? – Intentó retener alguna palabra de las que entendió en inglés. Y el ritmo y la entonación del estribillo para tarareársela a todo el mundo en busca de respuestas.

Al día siguiente, el tercer amigo al que se la balbuceó, ¡la conocía, sabía el nombre! Entonces la buscó y la encontró. La escuchó por primera vez completa y sintió cómo le acariciaba el alma. Así sucedió durante un tiempo cada vez que la escuchaba, que era todos los días varias veces.

Pero un día, comenzó a sonar en la lista de reproducción y la cambió. Ya no le hacía sentir esa caricia, ya se había habituado y ahora andaba detrás de conocer el nombre de otra canción que le había causado la misma sensación que le causó esta la primera vez que la oyó.

Pasó el tiempo y muchas melodías.

Entonces, por casualidad, de repente escuchó aquella canción en la radio y esa vez decidió dejarla entera. Y volvió a sentir la caricia.

La volvió a escuchar tres o cuatro veces más en toda la vida, cada vez que pasaba mucho tiempo, eso sí, y la disfrutaba casi como la primera vez. Cosa que no hubiera sucedido si la hubiera empezado a escuchar, alguna de esas veces, de nuevo todos los días.

 

 NO TE DI PERMISO PARA OLVIDARME

Ya sé que fui yo quien te dejó, pero es que te pones tan guapa cada vez que empiezas a olvidarme…

 

UNA DIRECCIÓN

Bajé al infiero a beber de tu sonrisa. Fue fácil; solo tuve que dejarme llevar. Las escaleras mecánicas se movían en una sola dirección, pero de eso me di cuenta demasiado tarde.

Intentar subir me llevaría toda la vida.

1508533_10205484314523880_8103813007520903429_n

 

10 errores de la lengua que mucha gente no sabe que comete (II)

Aquí va la segunda entrada con otros 10 errores frecuentes de la Lengua que debemos evitar. La primera que escribí con otros 10 errores, puedes encontrarla aquí –>  http://lolaguillen.com/10-errores-frecuentes-de-la-lengua/

Pues aquí vienen otros 10:

11. Acentuación especial

La palabra cómics, por acabar con un grupo de varias consonantes, aunque acabe en s, ha de llevar tilde.

Se encuentran en una situación similar palabras como bíceps, referéndums, currículums, wéstern, zódiacs y cíborgs; en cambio, no se acentúan por ser palabras agudas acabadas en grupo consonántico esnobs, tuaregs, anoraks, Orleans e icebergs, aunque acaben en s.

 

12. Navidad

  • Navidad, Navidades, Nochebuena, Nochevieja, Año Nuevo y Reyes se escriben con mayúscula inicial por tratarse de nombres propios de festividades. En el caso de Navidades, que se emplea para referirse a una época del año, se admite también la escritura con minúscula. Además, y aunque ambas son correctas, se prefieren las formas Nochebuena y Nochevieja a las separadas Noche Buena y Noche Vieja.
  • Términos como feliz, próspero, amor, paz o felicidad, se escriben, al tratarse de adjetivos y nombres comunes, con minúscula inicial: «El presidente del Gobierno deseó una feliz Navidad a los periodistas».
  • Las expresiones tarjeta de Navidad o tarjeta navideña son preferibles a la voz inglesa Christmas y su hispanización crismas.
  • La representación de la escena del nacimiento de Jesús se escribe con minúsculas, el belén, ya que, aunque proviene del nombre de la localidad donde la Biblia sitúa el nacimiento, se usa en este sentido como nombre común. Solo se escribe con mayúscula inicial si se refiere a la ciudad: «Jesús nació en Belén». También se escriben en minúscula sus sinónimos nacimiento, portal y pesebre.

 

13. Imperativos problemáticos

-De ir, id o idos.

-El verbo satisfacer admite tanto el imperativo regular (satisface) como el irregular (satisfaz).

-De estar, estate.

 

14. Singular/Plural

  •  Es “en vísperas”, en plural, no “en víspera”.
  • El verbo haber se usa como impersonal y lo adecuado es emplearlo siempre en singular: “había muchas personas”, no “habían muchas personas”.
  •  Igual de correctas:

tijeras

Tijera o tijeras: “Ese tío se ha tatuado una(s), tijera(s)”. Si fueran varias, sería en plural sí o sí.

Tenaza o tenazas

Pantalón o pantalones

Gafa o gafas

  • El plural de gay es gais.

 

15. Raya-ralla

Ralla viene del verbo rallar, que significa deshacer una cosa, en especial un alimento, pasándolo por un rallador (“queso rallado”). Raya, del latín “radius”, es la señal larga y estrecha que aparece una superficie, o en la cabeza: la rayas de la arena en la playa, la raya del pelo.

 

16. Dobles participios

Los únicos verbos que en la lengua actual presentan dos participios, uno regular y otro irregular, son imprimir (imprimido/impreso), freír (freído/frito) y proveer (proveído/provisto), con sus respectivos derivados. Los dos participios pueden utilizarse indistintamente en la formación de los tiempos compuestos y de la pasiva perifrástica:

Hemos imprimido veinte ejemplares / Habían impreso las copias en papel fotográfico.

Nos hemos proveído de todo lo necesario / Se había provisto de víveres abundantes.

Las empanadillas han de ser freídas dos horas antes / Nunca había frito un huevo.

 

17. “O” entre cifras

Aunque se recomendaba la tilde en la conjunción o cuando se escribía entre cifras para evitar la posible confusión con el número 0, la actual Ortografía de la lengua española especifica que dicha conjunción se escribirá siempre sin tilde con independencia de que aparezca entre palabrascifras signos.

De este modo lo correcto será escribir: «¿Quieres té o café?»; «Nos volveremos a ver dentro de 3 o 4 días».

 

18. El agua, esta agua, mucho agua

  • El sustantivo agua es de género femenino, pero tiene la particularidad de comenzar por /a/ tónica. Por razones de fonética histórica, este tipo de palabras seleccionan en singular la forma el del artículo. Esta regla solo opera cuando el artículo antecede inmediatamente al sustantivo, de ahí que digamos el agua, el área, el hacha; pero si entre el artículo y el sustantivo se interpone otra palabra, la regla queda sin efecto: la misma agua, la extensa área, la afilada hacha. Puesto que estas palabras son femeninas, los adjetivos deben concordar siempre en femenino: el agua clara, el área extensa, el hacha afilada.
  • Por su parte, el indefinido una toma generalmente la forma un cuando antecede inmediatamente a sustantivos femeninos que comienzan por /a/ tónica: un área, un hacha, un águila (si bien no es incorrecto, aunque sí poco frecuente, utilizar la forma plena una: una área, una hacha, una águila). Asimismo, los indefinidos alguna y ninguna pueden adoptar en estos casos las formas apocopadas (algún alma, ningún alma) o mantener las formas plenas (alguna alma, ninguna alma).
  • Al tratarse de sustantivos femeninos, con los demostrativos este, ese, aquel o con cualquier otro adjetivo determinativo, como todo, mucho, poco, otro, deben usarse las formas femeninas correspondientes: esta hacha, aquella misma arma, toda el agua, mucha hambre, etc. (y no este hacha, aquel mismo arma, todo el agua, mucho hambre, etc.)

 

 19. Loísmo/leísmo

Le se emplea como complemento indirecto, tanto para el masculino como para el femenino: «Le dijeron (a él o a ella) una mentira» o «Le extirparon (a él o a ella) el bazo».

Lo se emplea como complemento directo, solo para el caso del masculino: «Lo alabaron mucho (a él)» o «Lo vi por la calle (a él)».

Tagxedo-Complemento-D-e-I-720x340

Se acepta también el empleo de le como complemento directo, pero solo cuando se refiere al sexo masculino y en singular. Sería admisible «Le alabaron mucho (a él)» y «Le vi por la calle (a él)», pero se desaconsejarían «Les alabaron mucho (a ellos)» y «Les vi por la calle ( a ellos)» por estar el pronombre en plural.

Por otra parte, el leísmo es siempre incorrecto referido a animales y cosas («Se le desbocó el caballo y no pudo dominarle» o «Se le perdió el reloj y no le encontró»). También lo es referido a nombres femeninos, ya sean de personas, animales o cosas («Comunicó a la diputada que no podía recibirle» o «Se le perdió la cartera y no le encontró»). Igualmente, se proscribe el uso de le con complemento directo neutro: «Propuso eso, pero no le aprobaron».

 

20. Pero

En la mayoría de los casos la conjunción pero va precedida de una coma, aunque no es raro que se omita indebidamente, como en «La carretera se cobra menos vidas pero se lleva a muchos jóvenes», frase en la que falta una coma tras «vidas».

Los casos especiales más importantes son:

  • Cuando pero precede a una pregunta, no le sigue una coma; en este caso, la partícula puede ir dentro o fuera de las interrogaciones: «Pero ¿por qué Cubillas decidió trasladar los entrenamientos?» o bien «¿Pero por qué Cubillas…?».
  • Cuando se contraponen directamente dos palabras o expresiones que indican cualidades o características, se escribe sin comas: «La alianza suma 69 escaños, un escaso pero suficiente margen de diferencia», «El tránsito es lento pero sin interrupciones».
  • Cuando a pero le sigue un inciso, se escribe una coma después: «Esta iniciativa estaba planteada para diciembre, pero, dado lo positivo de los resultados, se decidió ampliarla a enero».

 

Espero que te haya sido de ayuda; pronto llegará la próxima lista de correcciones a errores. 😉